Microscopio galileo

Para aquellos que no coincidan con la Oficina de Impuestos a través de la caja registradora, el libro de servicios no contendrá un mayor reconocimiento. Si bien quienes deciden convertirse en vatowcami, o también venden productos y venden servicios, notificándolos que usan una caja registradora fiscal como no residente, colocarán ese libro en un lugar específico. Es necesario encargarse del hecho de que perder el registro de servicio de la caja registradora crea consecuencias desagradables para los inversores. Especialmente, y tomarán el significado cuando el hombre de negocios tratará de ocultar esta posibilidad tanto antes de la empresa de servicios como antes de la Oficina de Impuestos.

El libro de servicios es obligatorio, ya que registra todo tipo de reseñas y restaurantes. Actualmente, sobre la base de los textos del sitio web, un representante de la Oficina de Impuestos puede decidir si el empresario ha mantenido los registros correctamente o no. Si se trata de perderse o destruir el libro de servicios, no dude en notificar a la oficina sobre este incidente. Se sugiere no solo informar el hecho mismo de que el libro se perdió, sino también darle cómo ocurrió la última vez. Aunque este no es el fin de los deberes que el empresario debe recordar en esta forma.

Lo importante es el hecho de que inmediatamente después de informar la pérdida a la oficina, llame a la compañía una caja registradora, un nuevo filtro que lleva a cabo el servicio y la revisión de la caja registradora. Su habitante nos dará un duplicado. Como se señaló, dicha institución está obligada a emitir una copia de respaldo del libro. Pero si a lo largo de los años se obtiene de los servicios de otras compañías de servicios, debe contarse entre los últimos en que un libro duplicado puede causar deficiencias. Es por esto que es mejor almacenar este registro para que siempre se reúna en un lugar acogedor, no esté permitido llevarlo o donde no sea accesible para todos.

En el caso de que el representante de la Oficina de Impuestos descubra que hay alguna irregularidad en el duplicado, puede crear al menos la necesidad de devolver la asignación para la compra de una caja registradora. Además, si el propio empresario decidiera contar con la oficina como pagador del IVA, después de tal incidente puede suceder que deba abandonar esta forma de mantener los registros.